¡Has llegado a GAIA VLOG!

¿Qué son los PARABENOS Y los CONSERVANTES?

By viernes, febrero 12, 2016 , , , , , , , , ,

Llevo investigando este tema mucho tiempo, leyendo de un sitio y de otro, intentando evitar los parabenes, las siliconas y los conservantes… No suena realista, ya que todos los días estamos en contacto con algún conservante, silicona o parabeno. Algunos más perjudiciales que otros.
Obviamente el objetivo que tiene la industria (bajo mi punto de vista más lógico) es conseguir que se mantengan en condiciones estables y que nosotros, los que compremos los productos, nos sintamos seguros empleándolos.


Creo que desde hace bastante tiempo llevan un estudio exhaustivo sobre ello, ¿os habéis dado cuenta que los productos bio ocosmética ecológica pueden contener hasta un 30%  de principios activos frente al 1% de los productos convencionales? Eso es por los excipientes que emplean unos y otros, no os preocupéis ahora entramos en materia.

Creo que lo mejor será dividir este post en dos secciones diferentes para que pueda explicar estos dos temas de forma sencilla.

LOS CONSERVANTES COSMÉTICOS


Todo el mundo querría que existiera el conservante capaz de inhibir todos los microorganismos (mohos, levadoras, bacterias) de los productos, que no causara ninguna reacción a la fórmula del producto ni a la persona que lo usara. Pero claro, no ocurre así, no existe un solo ingrediente capaz de cumplir todos nuestros deseos.
Me da a mí que no se pueden sustituir, ni siquiera basándonos en los que catalogo yo los “buenos conservantes”, estos son los aceites esenciales, no suelen ser muy efectivos y para que lo sean se necesitaría dosis tan altas que pueden resultar irritantes en nuestra piel, ya sabéis que los aceites esenciales no son recomendables posarlos directamente sobre la piel porque pueden crear alergias o irritaciones. Acabarían saliendo hongos en un periodo de tiempo muy corto por lo que tenemos que descartarlo de nuestra cosmética.
Los “malos conservantes” serían nuestros amigos los Parabenos y me gusta que tengan tanta mala fama estos conservantes. Un ejemplo de ello es que cada vez más se puede ver como la industria cosmética remarca en sus envases: “Producto SIN PARABENOS”. Pero ahora pasito a pasito te voy a introducir.

LOS PARABENOS EN COSMÉTICA


Todos los productos de belleza ya sean productos cosméticos ecológicos como aquellos productos que podemos conseguir en cualquier supermercado están formados por tres categorías de ingredientes.

El primer ingrediente sería el Excipiente del que hablamos al principio de la entrada, este se forma por agua y aceite lo que hace es que nuestra piel absorba cualquier principio activo que añadamos. Digamos que es el vehículo en el que irán los activos del cosméticoy son sustancias  imprescindibles en la elaboración del producto.
El segundo ingrediente sería el activo, aquel ingredientes responsable de realizar la función a la que está destinado el cosmético. Estos pueden ser de origen vegetal, animal o sintético.
El último ingrediente serían los aditivos, estos son otras sustancias que contienen los cosméticos y que forman parte de ellos, estos se encargan de conservar, dar color y aroma al producto. La mayoría de los  cosméticos contienen aditivos, colorantes, conservantes, que aunque están permitidos, pueden afectar y causar problemas a la persona que lo emplea.

Los productos orgánicos o ecológicos no deberían contener excipientes o aditivos artificiales, pero al cumplir que estos componentes son de origen natural son validados y certificados por la normativa ECOCERT.  El problema llega cuando vemos que en los productos convencionales el producto empleado como excipiente en su gran mayoría es el Aceite mineral que es un derivado del petróleo, la parafina y las siliconas. Ya lo hablé en el post de DIFERENCIA TUS ACEITES, lo que hace el aceite mineral es “pintar” tu piel para que quede cubierta y estupenda pero sin aportar ningún nutriente y ahogando a la piel porque no deja respirar ni traspirar a la piel.

Ya lo he comentado, los parabenos al ser un conservante son sustancias muy estables que alargan el tiempo de vida de un producto, ya que inhiben el crecimiento de bacterias y hongos. Aun así, diferentes estudios científicos han mostrado que los parabenos pueden acumularse en los tejidos, imitar la acción de los estrógenos y dañar la salud, sobre todo la del sistema endocrino y reproductor.
Actualmente estos conservantes se encuentran bajo un estudio exhaustivo sin llegar a un fin claro y sin darnos a nosotros, los consumidores, la información sobre los futuros problemas adversos que podría llegar a ocasionarnos. No sabemos que nos estamos aplicando y que podrá ocasionar a nuestro organismos en un futuro.


Los productos de cosmética convencional suelen llevar colorantes como la anilinas que actúan en la sangre y los nervios y se sospecha que podrían producir cáncer. Añaden también los aceites minerales, que ya lo visteis en entradas anteriores, tiene un nombre “muy natural” pero es una parafina que resultaa muy económico para el fabricante, pero impiden que la piel respire. Hay estudios de  La OMS que demuestran que los aceites minerales pueden acumularse en el organismo y comprometer la salud del hígado y de otros órganos. También están los aceites de siliconas (dimeticone, ciclometicone…), que son fáciles de aplicar pero que no son nada biodegradables…

¡¡Tener especialmente cuidado!!
De verdad, es difícil comprar productos cosméticos sin conservantes pero de todos los tipos de parabenes, es preferible evitar el butylparaben y el isobutylparaben. Los que se utilizan más en cosmética son el propylparaben y el methylparaben. De hecho, el 80% de los productos de cosmética lo llevan.

>>MI CONCLUSIÓN FINAL<<
Llegados al final de la entrada creo que no va a ser fácil eliminar los conservantes clásicos. Espero que den con sustancias que puedan combinarse, que se añadan en bajas proporciones y sobretodo sean seguras para el consumo, que conserven el producto y no tengamos que preocuparnos de factores dañinos en nuestra piel en un futuro.

¿Seguiréis consumiendo productos con estos conservantes?

Follow me!

Esto puede Interesarte:

7 comentarios

  1. Yo pienso que estas cosas debería controlarlas Sanidad y debería haber leyes que nos amparasen en ese sentido. Me joroba mucho pagar más por un gel de ducha corriente sólo porque lleva un rótulo de "sin parabenos", que también con eso hacen negocio.
    Lo has explicado todo divinamente.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante la entrada, guapa! Este tipo de información siempre va bien para mantenernos concienciadas sobre el uso y abuso de esos productos. Yo siempre que puedo intento evitar los parabenos y las siliconas en los productos de cuidado facial, pero no siempre es fácil ya que como bien dices están en prácticamente todos los cosméticos!
    Un besote! ^^

    ResponderEliminar
  3. Lo ha explicado muy bien, yo intento usar productos sin parabenos pero como dice Gadirroja es vergonzoso tener que pagar más por ese tipo de productos y además no hay ningún organismo público que se encargué de certificar estas cosas, son entidades privadas que cobran bastante a las empresas que quieren llevar el sello. Un besito
    El blog de Sunika

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa, quería hacerte una serie de apuntes que creo que, desde mi punto de vista, te serán muy útiles. Antes que nada, yo soy científica y como cualquier otro científico, hago investigaciones con el fin de que sean publicadas. En mundo de las investigaciones científicas y los artículos científicos es un mundo muy oscuro en el que nadie que no ha pasado por ello, sabe que existe. Una investigación científica comienza con una hipótesis de trabajo. En el caso de los parabenos, la hipótesis inicial de estos estudios es que "es malo" o "es bueno". por desgracia no existen investigaciones imparciales, ya que en ciencia se busca una respuesta concreta. Esto hace que los resultados se valoren y definan acorde a lo que esperas ver. Si quieres defender los parabenos evidentemente los resultados que verás suelen tender a ser favorables para ti, así como ocultas los malos.
    Con esto quiero decir, que si "no hay conclusiones" o la comunidad científica "no se pone de acuerdo" tiene muchas connotaciones, entre ellas es que cada laboratorio que estudia el efecto de estos elementos se pone de un lado u otro y no hay nada concreto, por lo tanto, como digo siempre, si no se usa en exceso, no hay que alarmarse.
    Otro punto a tener en cuenta es cómo se hacen estos estudios. Si un estudio es "in vitro", como la mayoría, la fiabilidad de dicho estudio sobre el cuerpo humano en general es muy dispar. Estudiar in vitro quiere decir estudiar algo en unas condiciones determinadas, es decir, un cultivo de células que se encuentra aislado, tratado para que dure (suelen ser células de partida cancerígenas o inmortalizadas) y con un estado tan distinto al natural del organismo que no suele ser extrapolable.
    Si los estudios son "in vivo" (Cosa de la que estoy totalmente en contra) se estudia el efecto de los activos sobre animales vivos, generalmente conejos o ratones. Por desgracia se ha descubierto que usar conejos para probar, por ejemplo, el efecto de champus en los ojos, no sirve de nada, son tan distintos a nosotros que lo que les pueda suceder a los pobres animales no se va a parecer en nada a los que nos pasan a nosotros.
    De nuevo, hay que tener en cuenta que estos estudios no son del todo extrapolables. Esto ocurre en los fármacos, por ello algunos salen defectuosos y tardan hasta 20 años en ser aprobados para el mercado ya que pasan por muchos controles.
    En los productos cosméticos los controles son menores pero si un elemento es aceptado se presupone que no es malo mientras el consumo no sea excesivo.
    Espero haberte ayudado, con esto no me quiero poner ni a favor ni en contra sino ayudar a entender que por el hecho de que la OMS o estudios de distintos laboratorios prueben que algo sea bueno o malo, no quiere decir que sea del todo así. A ningún investigador le gusta dedicarse 4 años intentando descubrir si un producto es malo porque su hipótesis es que si, para luego descubrir que no hace nada y viceversa.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Un post de lo mas interesante!!besos

    ResponderEliminar
  6. Gracias, gracias por la información, acabo de compartirlo con mis seguidores de Twitter, también será interesante para ellos.

    ResponderEliminar
  7. Muy interesante tu entrada, es una realidad que mucha gente desconoce y es una pena. Yo intento evitar lo máximo posible los parabenos y los aceites minerales, muchas veces es cuestión de tomarse un poco de tiempo para leer las etiquetas. Hay ocasiones en las que un producto de maquillaje de marca cara lleva esos ingredientes y, sin embargo, hay otros más económicos que no lo llevan. Hay que tener paciencia e intentar usar también productos naturales. Un saludo! :)

    ResponderEliminar

¡Ponte en Contacto Conmigo!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *